Ahora que la era de los datos masivos está calentando motores, las tecnologías más extendidas de almacenamiento y procesado de información corren el riesgo de quedarse cortas en breve, así que las principales empresas fabricantes están empezando a lanzar nuevos productos. Uno de ellos es el NVMe WD SN750 de Western Digital -la casa matriz de marcas como Sandisk o WD  y fabricante de todo tipo de sistemas de almacenamiento desde 1970, desde memorias flash a centros de datos o productos a la carta para grandes empresas- que ha salido a la venta en dos líneas, Blue -más básica- y Black -de unas prestaciones superiores pensadas para videojuegos en ordenadores de sobremesa por la velocidad con la que accede a la información que contiene y su capacidad de refrigeración.

Western Digital presenta los discos duros  NVMe WD SN750, el siguiente paso al SSD Imagen 2

Darragh O’Toole, senior product marketing manager EMEA de la marca, explica que una de las ventajas más importantes de Western Digital es que la empresa se encarga de todas las partes del proceso de fabricación de sus productos, desde el diseño o la fabricación de los semiconductores que se fabrican en Yokaichi (Japón) a las pruebas que se realizan en China o la integración que se lleva a cabo en Malasia y en China , “lo que nos permite optimizar y seleccionar lo mejor para cada producto” como la tecnología 3D NAND que desarrolló Sandisk hace un par de años de arquitectura vertical del DIE de hasta 64 capas que mejora la velocidad y la eficiencia térmica.

Los discos mecánicos SATA tenían el inconveniente de que no utilizaban el mismo lenguaje que el procesador, por lo que necesitaban un adaptador y había solo una línea de comunicación, lo que era adecuado para los discos mecánicos, pero menos para los SSD, y les permitía gestionar 600 MB/s de información. El NVMe utiliza PCIe, por lo que se puede comunicar directamente con la CPU y puede tener a la vez 64 líneas de comandos, lo que hace que sea mucho más rápido de forma que cada pista puede gestionar hasta 1 Gb por pista. La gama Blue del SN750 tiene dos pistas y la Black, 4 pistas, de forma que puede mover hasta 4 Gb por segundo. En la Blue no hay memoria DDRam porque utiliza parte de la flash.

Western Digital presenta los discos duros  NVMe WD SN750, el siguiente paso al SSD Imagen 3

El formato también es diferente entre los dos discos duros, y el NVMe pasa de 2,5″ a 2″, e incluso en el SN750 buena parte de ese espacio está vacío, lo que supone un ahorro de espacio y que puede tener capacidades mucho mayores en el futuro. El tamaño total del disco duro sin disipador es 22 x 2,38 x 80 mm y con disipador, 24,2 x 8,10 x 80 mm.

El WD Black SN5750 está pensado específicamente para jugar y se vende en dos modelos diferentes, con o sin disipador y con una capacidad a partir de 500 GB y de de hasta 2TB con 16 DIE apilados con 512 Gb. Según los datos de Western Digital, la instalación de programas en este disco duro esta hasta 1,5 veces más rápidas que en un SATA y la carga de juegos es 1,6 veces más veloz. El disipador está construido en aluminio y recubre el disco para mejorar la eficiencia termal.

Author TechnoShark
Published
Categories Tech
Views 168
A %d blogueros les gusta esto: