Annabelle vuelve a casa es la tercera entrega de este spin-off perteneciente al universo Expediente Warren. Annabelle ya ha invadido las salas de cine. Y en Tailandia ha tenido unas lamentables consecuencias. Según informa Movieweb, uno de los espectadores – de 77 años de edad – habría fallecido durante la película. Los asistentes a la proyección no se dieron cuenta de su muerte hasta que terminó el largometraje.

Al parecer, fue el espectador que estaba sentado a su lado el que se percató de que el hombre había fallecido. Inmediatamente, se llamaron a los servicios de urgencias, que estudiaron las causas de esta repentina muerte.

Como no podía ser de otra forma, no han tardado en surgir los rumores que señalan que la muerte de este espectador podría haber sido provocada por el miedo de la propia película.

Expediente Warren: el caso Enfield, que se estrenó en 2016, también se saldó con la muerte de un hombre de 65 años, en la India. Esperemos que el transcurso de la tercera parte de Annabelle por las salas de cine no deje noticias tan tristes como esta.

Author TechnoShark
Published
Categories Cine
Views 165
A %d blogueros les gusta esto: