MachineGames, que ha presentado la jugabilidad de su esperado Wolfenstein: Youngblood para Xbox One, Nintendo Switch, PS4 y PC, ha incluido una serie de microtransacciones en su título.

Son aceleradores de tiempo y skins

El videojuego, por lo tanto, incluirá micropagos que el usuario podrá decidir si efectuar o no y que se centrarán en variantes cosméticas y estéticas, así como en actualizaciones para las armas, que podrán comprarse también con dinero real. MachineGames ha confirmado que estos objetos y aceleradores de mejora únicamente están disponibles para aquellos usuarios que quieren ahorrar tiempo o agilizar el proceso de logro. Estableciendo un paralelismo, se trata de una medida usada por Ubisoft en videojuegos como Assassin’s Creed Odyssey o Far Cry 5.

Aniquilando nazis en París

Wolfenstein: Youngblood se sitúa 19 años después de la revolución norteamericana contra las fuerzas nazis vista en The New Colossus, y en esta entrega seguiremos la historia de Jess y Soph, las hijas gemelas de B. J. Blazkowicz, quienes deberán buscar a su padre entre uno de los bastiones de los nazis. De este modo, el nuevo juego trasladará la acción hasta los años ochenta, concretamente en París, y se centrará en convertirse en una experiencia cooperativa más desenfadada que nunca.

Author TechnoShark
Published
Categories Noticias
Views 139
A %d blogueros les gusta esto: